f1

Vive la experiencia de ver un danzón por la tarde, escucha las campanadas llamando a Catedral o simplemente disfruta de una caminata en el corazón de Matamoros.

Su construcción se remonta a 1800, recibiendo sus primeros años el nombre “Plaza de las Armas” cuando fue designado alcalde Don José María Girón, aunque entonces no era sino una explanada frente a la cual se encontraba una casa de adobe con techo de palma. Local que ocupaba la Alcaldía o Presidencia Municipal de “Nuestra Señora del Refugio”, antiguo nombre de la Ciudad de Matamoros.

Aunque años después, la plaza tuvo que ser movida 200 mts. por la inundación de 1814. Cuando la Presidencia Municipal concluyó su construcción en 1931, se arregló la Plaza con vegetación y cambio su nombre por el “de la Constitución”.

Tiempo después en honor al Padre de la Patria y del grito de la Independencia, se le llamó Plaza Hidalgo”.

La Plaza es la sede de eventos militares, ceremonias cívicas y distintos eventos durante el año.

contenido2
contenido
f2
  • Los españoles tenían el criterio o sistema de cuando fundaban una ciudad; primero trazaban cien varas a los cuatro vientos, para hacer una plaza. Al oriente estaba la Iglesia y al poniente para el cabildo.
  • Al principio, estaba cercada con postes y cadenas; además tenían grandes puertas de fierro por la calle Real (hoy sexta), calle Comercio (hoy González), Calle de Terán (hoy Quinta) y por la Morelos que sigue con el mismo nombre desde entonces.
  • La vida de las personas giraban en entorno a las campanas de la iglesia. De tal manera que cuando había el toque de arrebato todos debían de presentarse armados en la plaza, frente a Presidencia. Porque significaba ataques de indios, bandidos o algo por lo que deberían defenderse con armas. Por eso el nombre “Plaza de Armas”.
  • A finales del siglo XIX y principios del siglo XX la Plaza tenía faroles o grandes quinqués para poder iluminarla. Eran encendidas con antorchas largas y las personas que realizaban este trabajo se les llamaba “sereno”. Estas personas tenían el trabajo de pasar en las noches a prenderlo y en las mañanas a apagarlo.
  • A mediados del siglo XX se acostumbraba que los domingos los muchachos y muchachas iban a pasear a la Plaza Hidalgo con la esperanza de verse en cada vuelta dos veces.
  • Jorge Cárdenas, Presidente Municipal en la década de los 80’s, mandó instalar adoquín con cemento en toda la plancha, sepultando el mosaico chino que lucía el paseo hasta ese entonces.

 RUTA HISTÓRICA

1
2
3
calle-real
4
5
1
2
ref
ruta-historica2
11-1
13
4
15
16
10
3
9
00